Un último abrazo…

por Nacho Merlo

Viendo una foto suya, me senté y lloré. No dudé en escribir lo que mis ojos le decían a mi mente.

Y esto fue lo que salió

“Recuerdo cuando te saqué esa foto. Todas las cosas que dice ahí, es lo que sentíamos, y fue lindo, y veo la foto, y lo siento un lindo recuerdo, lindo momento.
Yo nunca pretendí enjaular tu amor, y vos tampoco el mío. Quiero que sepas que, nunca quise tratarte mal, ni la única vez que lo hice, disculpame, pero sabé, que, así y todo, tus recuerdos me duran, y durarán por siempre, porque uno no puede borrar del corazón la huella que dejan los sentimientos, sobre todo cuando son genuinos, y yo se que nos quisimos de verdad.
Quiero que te cuides, que seas feliz, lo mereces, como lo merezco yo. Sabé que no voy a olvidarme de vos, no digo que voy a estar esperandote, porque, yo estoy aprendiendo a caminar de nuevo, como lo estás haciendo vos. De una u otra forma, se que cuando mi vida se cruce con tus fotos, como esta, mi corazón va a latir a otro ritmo, y eso significa que te quisé, y que en el momento que teniamos frío esa tarde, mi corazón latía al ritmo del tuyo. Hoy ya no. Pero no hay que buscar razones, hoy simplemente no.
Como ayer te conocí, hoy te recuerdo, una gran mujer. No borres de tus memorias mis recuerdos, arrumbalos en un rincón, porque no solo son recuerdos míos, también son recuerdos tuyos. Pusimos lo mejor los dos y nos terminó saliendo caro enamorarnos, pero no me arrepiento de nada de lo que pasó, ni tengo nada por reprocharte.
Simplemente, en estas líneas, quería extenderte mis brazos para que te lleves con vos, un último abrazo mío.”

JIM

Anuncios