Hoy

por Nacho Merlo

Desperte sin ganas de nada, como últimamente pasa. Mire a cada uno de mis lados y el paisaje era el mismo. El horizonte se ve difuso. Me siento, y, cómplice de una tibia sonrisa, abro mis ojos tanto como puedo. Veo pasar el tiempo frente a mi. Y no me pongo mal. Veo la gente correr. Siempre. Y sin embargo, mi vida, hoy, pasa por donde quiero. Me doy tiempo para tener tiempo. Miro al cielo un instante y detengo mis pensamientos justo allí. Es inmenso. “¿Qué habrá para mañana?“, me pregunto. Encogiendo mis hombros, me respondo que no lo se. Hoy mi vida ocupa el lugar que quiero. Me esfuerzo por ello. He vuelto a sentir que podía sentir, hace no mucho. Noté que mi bloqueo emocional tuvo y tiene sus raices en el futuro. ¿Raíces en el futuro? Sí. Las cosas que me angustian, no son aquellas que vivo, sino, aquellas que temo no llegar a vivir.

De algún modo llenaré de sonrisas mis días, los días grises serán los menos, y ese perfume que me recuerda a mi, está volviendo a sentirse. Lejos. Pero está

JIM

Anuncios