No es nada…

por Nacho Merlo

Si sólo supiera cuánto y cómo valoro cada una de sus palabras, quizás, sentiría ser importante. Al menos para mi. Aunque sospecho lo sabe, o lo intuye, o ambas. Si sólo pudiera imaginarme tejiendo el destino, años atrás, cuán hábil debí haber sido para llegar a encontrarla.

Hoy pisa con dudas y anhelos la tierra del dos. De lo desconocido y lo nuevo, de todo
aquello que algún día también fue mio y hoy veo casi lejos. Hoy llega con ansias y urgencia a ser quien debía ser cuando niña, luchando por mantener intactos sus sueños.

Es su cumpleaños. Y es una de esas personas que quiero llevarme a la otra vida. O a la otra muerte. O donde sea que vayamos.

JIM

Anuncios