Absolutismo

por Nacho Merlo

¿Cómo es que todo ha cambiado tanto? ¿Cómo tan pronto y por responsabilidad o culpa de quién? ¿Cual es el punto en el cual el viento ha comenzado a soplar distinto? ¿Cuándo dejamos de ser seres que se desarrollan socialmente para, símplemente, coexistir?

Todo se ha vuelto tan veritiginósamente cambiante en los últimos años que es normal sentirse ajeno. Los buenos modales, resultan ser un objeto de culto; las costumbres, un recuerdo; los valores, un modo de vivir la vida que, ya no existe. En que momento la nada se ha hecho cargo del todo?

Es increíble ver como el ser humano corre en busca de respuestas. Ambiciósamente, elige, exige y prefiere, ser o tener todo. No deja nada librado al azar. Es su balanza intelectual. El todo a un lado; la nada, al otro. Sin embargo, ¿Qué es todo? ¿Qué es nada?

Mis ideas me ayudan a decir que nada es absoluto; siquiera el todo. Y que todo es un absurdo; aunque no signifique nada.

Lo único que puede totalizarse, es la vida: Uno es todo cuando es. Y, por contraste, no es nada, cuando deja de ser. Entonces, pregunto. ¿Sabiendo que el todo es una acción que va ligada sólo a la posesión de la vida y la nada es, jústamente, no tener ese tan preciado regalo de la humanidad, qué pretendemos cuando imploramos un todo o la nada?

Quiero amarte todo lo que pueda; no quiero extañarte nada. Nada me hace vulnerable si estás conmigo. Todo puede ser mejor si te quedas esta noche.

Todonada…¿Qué más da? Son valores subjetivos sobre los cuales la humanidad ha ido diagramando su forma de ver las cosas. Sin haber dado cuenta del pequeño e importante detalle que resulta tener presente, siempre, que jamás tendremos todo de alguien, ya que para que eso suceda, necesitamos que la otra persona, no tenga nada. Y la ecucación se vuelve molesta.

Hace tiempo que no rompía las cadenas con tanta fuerza, que no gritaba por la libertad de mi libertad con tantas ansias; que no me mostraba con tanta vehemencia a la sociedad a la cual pertenezco. Pero hoy, como hace tiempo que no, he elegido querer como quiero, ser como siento y crecer como puedo. Buscando, quizás, una buena tajada del todo que me toca vivir, para que la nada no sea tan insulsa cuando llegue.

JIM

Alanis Morissette . Ironic (MTv Unplugged)

Anuncios