La música como fuente de inspiración – 09/06/08

por Nacho Merlo

Me había sentado a esperar…con pocas ganas y poco tiempo. Dispuesto a nada. Resignado y vacío. Solo. Había elegido, sin saberlo, esa puerta como una salida y a cada instante, mi ser se alejaba más de mi escencia.

¿Dónde había guardado los sueños de aquel Mayo? Nunca supe bien por qué sonreí aquella tarde.

Dejé a un lado mis sueños y me hice de sueños nuevos. Distintos. Y hoy, supe que la pena valió la pena, y que valió tu ausencia en mi voz.

JIM

Canción: Pedro Aznar . Informe sobre Estela

Descarga

Anuncios