La música como fuente de inspiración – 04/03/09

por Nacho Merlo

Llueve tanto sobre la ciudad que me vió nacer… Por momentos pienso que nunca ha existido otro clima. Se dibujan un sin fin de imágenes grises. La gente corre, como con miedo al agua. Ellas, tan perfectas y apuradas bajo inmensos paraguas recorren de cabo a rabo los húmedos rincones de mi ciudad. Ellos, eligen similar suerte dentro de esos ridículos pilotos.

Catorce pisos por debajo de mis sentimientos, unos cuantos metros por sobre el centro de la tierra, existe una sociedad que da la espalda y grita, que suelta su ira contra sí, que a gritos exige sin saber por qué, que todo sea distinto y cuando se preguntan qué todo o cuán distinto, no encuentran respuestas; que reclama caos en medio del caos. Fuego contra fuego. El pueblo autoflagelado. Las minorías recluidas como nunca. El resto, a sus anchas. Los normales haciendo lo imposible por ser anormales. Las sonrisas llenas de miserias.

No hay historia que contar cuando la nada misma es el sentimiento que más peso tiene sobre el conjunto final del grupo del que todos formamos parte.

JIM

Canción: Radiohead . 2 + 2 = 5

Anuncios