Nuestro Espejo

Un pequeño reflejo de todo lo que vivo

Categoría: Desahogo

Inesperado

Quizás, cuando uno ya no encuentra lugar para la emoción; para lo valedero, entonces, claro, como todo lo inesperado, un detalle es amuleto, una canción es compañía y una noticia es la noticia.

En medio del corazón de los excesos me sentí incómodo y escapé hasta esta noche, buscándome, con la fortuna de haberme encontrado.

Nada como codearse con la felicidad y mostrarle los dientes

JIM

Soda Stereo . En la ciudad de la furia
(En vivo en Buenos Aires 20.10.1997)

[Audio=http://www.fileden.com/files/2007/9/14/1430477/01.%20Soda%20Stereo%20-%20En%20La%20Ciudad%20De%20La%20Furia.mp3]

Anuncios

Aciertos

A veces esperando las oportunidades,
no se ven y se tira todo a la marchanta
y vos tan orgullosa que nunca me avisaste
que también fuiste mía aquel verano…

Mirando las golondrinas en el cielo,
no se ven otras golondrinas al alcance de la mano
es cuando la estupidez gana por afano
a la suerte que nunca llega si la estamos esperando.

¿Cómo? ,¿cuándo? y ¿Por qué?
son demasiadas preguntas para hacerle al destino
a veces estamos finos y otras veces nada que ver
pues hay que caminar antes de empezar a correr

La culpa es un invento muy poco generoso,
y el tiempo tremendo invento sabandija,
será que será suficiente con que uno elija,
porque si no la buena fortuna pasa de largo

Y vos tan orgullosa que nunca me avisaste
que tal vez, fuiste mía un verano…

Y vos tan orgullosa que nunca me avisaste
que tal vez, fuiste mía un verano…

Andrés Calamaro . Las oportunidades

“…nada servirá si no me prestas un corazón…”

(y no vuelvas nunca)

Pido permiso para nacer

“Pido permiso para nacer”

Nacho 2007

Hoy volveré a nacer: pido permiso.
Permiso útero, permiso cordón prieto.
Permiso agua, placenta, oscuridades.
No podrá retenerme la tibieza
plácida y calma del vientre cobijante.
No podrán disuadirme las presiones
de este túnel de carne que hoy me puja.

 

Con decisión inequívoca y sagrada
determino nacer: me doy permiso.
Y aquí estoy, desnudo de corazas,
dispuesto a recibir besos y abrazos
(no la palmada que provoque el grito:
ya no permitiré que me golpeen.)

 

Parteros de quien vengo renaciendo,
miren quién soy: soy digno. Los recibo.
Miren quién soy: adultamente niño.
Miren quién soy: vengo a ofrecer mi entrega.
Miren quién soy: apenas si respiro,
pero, de pie, me yergo y me estremezco,
dándome a luz en mi realumbramiento.

 

Tengo coraje para empezar de nuevo:
fortalecido en mis fragilidades
lloro de dicha, de dolor… Lloro de parto.
Lloro disculpas a quienes no me amaron,
por el maltrato, el frío, el abandono:
lloro la herida de todo lo llorable.
Y lloro de ternura y de alegría
por tanto recibido y encontrado:
lloro las gracias por el amor nutricio,
por la bondad de los que me ampararon.

 

Lloro de luz, y lloro de belleza
por poder llorar: lloro gozoso.
Bienvenida es vuestra bienvenida.

 

Sin más queja, dolido y reparado
por la caricia de este útero abrazante,
aquí estoy: recíbanme. Soy digno.
Me perdono y perdono a quien me hiriera.
Vengo a darles y a darme íntimamente
una nueva ocasión de parimiento
a la vida que siempre mereciera.
Me la ofrezco y la tomo. Me redimo.
Con permiso o sin él, YO me lo otorgo:
me doy permiso para sentirme digno,
sin más autoridad que mi Conciencia.
Bendito sea este Renacimiento.

Pablo Neruda

Everything under the sun is tune

All that you touch
All that you see
All that you taste
All you feel.
All that you love
All that you hate
All you distrust
All you save.
All that you give
All that you deal
All that you buy,
beg, borrow or steal.
All you create
All you destroy
All that you do
All that you say.
All that you eat
And everyone you meet
All that you slight
And everyone you fight.
All that is now
All that is gone
All that’s to come
and everything under the sun is in tune
but the sun is eclipsed by the moon.

Pink Floyd . Eclipse


La sustancia de la cual estoy hecho…

Uno se va volviendo rebuscado. La tolerancia tiene cada vez más letras y es dificil de escribir, de sentir. Incluso, imaginarla, diría. Reflejarse cada mañana más viejo, a veces duele, de tanto en tanto arranca sonrisas, y cuando el espejo se pone dañino nos invita a reflexionar. Claro que nadie quiere enfrentarse a esa situación que nos vendieron que dice que el pasado, los recuerdos, y demás no nos pertenecen. No, nadie.

Me tocó mirarme las canas al espejo hace algunos meses. Quizás dos meses…quizás cuarenta. Dicho en meses, parece menos. Pero hace unos cuantos abriles que me veo envejecer cada mañana, con los mismos sueños, y los mismos miedos. A priori, eso parece malo: Estancarse en una única realidad, ilusionarse con lo mismo que años atrás y recular ante cada situación que dolía entonces, no resulta alentador. Pero el tiempo se encarga, tal el mar con la arena, de llevarse todo. Lo malo, lo bueno, lo que no suma ni resta…todo. Y dentro de ese todo, estamos nosotros.

Es que el tiempo no da tregua. Se pone del lado que menos conviene cuando quiere, a gusto, y es el patrón de nuestras emociones. Uno lo ve irse, siempre se va..siempre es lejano, siempre es ajeno. Siempre. Nos hemos hartado de luchar para que se quede en su lugar, clavado, fijo..y nunca. Nunca ganamos, nunca es exácto. Nunca.

En algún cuaderno viejo, hace muchos años leí que el tiempo, es la sustancia de la cual Borges estaba hecho. Lo leí quizás dos veces y pensé: Entonces estoy hecho de Borges. Desde ese momento, en que me sentí igual que todos, porque el tiempo nos lastima por igual, se vuelve caprichoso e intolerante, comprendí que lo único que podemos hacer con él, es acompañarlo. Y como toda compañía, hay que ser oportuno para sacarle lo mejor.

Yo empecé a entender el tiempo cuando ya me molestaba. Todos nos volvemos enemigos suyos a los 20 y al correr los días, nos vamos amigando, para que no se pase tan rápido, para que nos deje llegar. El problema con el tiempo, entonces, surge por la incertidumbre: No sabemos dónde queremos llegar. Le pedimos a Dios o quien fuere que nos de tiempo y, sin embargo…cuando el tiempo nos pertence por un tiempo, se lo prestamos a los demás, lo lastimamos con penas o lo malgastamos en vano…Y es ahí cuando el tiempo empieza a apurar cada latido. Y uno se asusta. Y él aprieta. Y uno promete. Y él avanza. Y uno resigna. Y el celebra su paso por nuestra vida.

JIM

Fito Páez . Cadaver exquisito [En vivo]

Cuando el mundo tira para abajo…

Todo proceso evolutivo se hace largo en mi. Nunca pude comprender el por qué del por qué. Nunca. Mucho menos, logré entender las agresiones gratuitas.

Ella supo clavar su puñal donde mi herida más sangre escupía. Siempre, siempre, supo lastimarme. Y yo ahí, mirando un poco asombrado y otro tanto dolido, en su vil sonrisa, el reflejo de mi angustia, la misma que cada día se despertaba con más fuerzas. ¿Cómo no me di cuenta a tiempo? ¿Cuántas veces hay que romperse la cabeza con la misma piedra? Nada puede durar por siempre, mucho menos lo que hiere, mucho menos, cuando uno es conciente.

Yo sabía que algún día iba a pagar por sus excesos de poder sobre mi. Mi cuerpo me estaba enseñando el camino que no debía seguir y mi conciencia, envenenada de amor, hizo lo que mejor le sale: Complacer.

Aceptar, entender y dar lugar a lo que no quiero, han sido mis mayores virtudes y defectos a lo largo de mi vida. Bajar la cabeza, buscar el error en mi. Simular sonrisas, usar mi mejor cara de felicidad para los momentos más dificiles y, por sobre todo, estar. Siempre. Sin condiciones.

Cada vez que le hice caso a un te quiero lo pagué con mi salud. Y cada vez que no le hice caso, también. ¿Por qué esperé tantos años por darte el mísero lugar que merecés ocupar en mis recuerdos?

Nunca supe odiar. Uno no nace bueno para esas cosas…se va volviendo odioso, o no. Y yo no supe decir ni basta, ni no.

Alguna vez pensé o dije, ya no recuerdo que Cuando uno entrega un corazón envuelto en un te quiero, está dando dos cosas: La posiblidad de que lo adoren…y la chance de que lo hagan mierda.

Y ella supo cómo clavar una espina, de esas grandes y rebuscadas…dolorosas. Pero hoy, sí, recién hoy, acabo de darme cuenta que quedaban rastros de tu envidia, de tu dolor y de tu desprecio hacia mi, dando vueltas por mis tripas…pero todo lo que entra sale…y todo lo malo vuelve.

JIM

Charly García . Los dinosaurios

Diagnóstico

Angustia, Ira, Ansiedad, Tristeza, Dolor, Impotencia, Frustración, Furia, Bronca, Llanto. Algunos de los tantos síntomas de la vida.

Mientras todo esto pase, las oportunidades están intactas.

JIM

Paso y voy

Me invade una profunda sensación –si es que la nada se siente– de vacío. Es paradójicamente inmenso. No cabe en mi. No tengo más lugar para almacenar lágrimas. Una y otra vez, sintiendo no sentir, dando lugar a lo inoportuno, contemplando lo ajeno; lo impropio.

Después de haber sentido el fondo, empiezo a caminar hacia adelante. Más lágrimas no tengo, peor, no estaré. Por ende, cada paso que dé será positivo. Necesito que eso pase y me esfuerzo porque eso pase, voy a esmerarme porque así sea. Voy a luchar contra mis miedos, a muerte. No me interesa vivir con ellos.

Estadísticamente, podría decir que una vez cada 26 años, 2 meses y 1 semana, exploto.

JIM

Resignar

He decidido olvidar el por qué del por qué al conocerte. En esta situación, uno ya no se da el lujo de juzgar buenas ni malas intenciones. Sólo recibe, cuando la suerte se acomoda en nuestro lado, parte de lo que espera. Y así, la rueda pareciere girar por siempre.

Pero no. Cierto día vas en busca de tu ración de destino y notás que ha cambiado el escenario, los protagonistas e incluso el libreto. Es cuando entendés, que la única opción que te sienta bien, es limitarte a observar el desenlace, ese que no esperabas.

JIM