El Campo, el Pueblo y el Gobierno

Argentina no aprende. Los Argentinos no aprendemos. Tal vez, nadie tiene intenciones de aprender. Una vez más, nos segmentamos. Somos Peronistas o Radicales. Somos de Boca o de River. Somos Bilardistas o Menottistas. Somos jodidos. Esa es la realidad. Somos un pueblo dificil. Y no dificil desde el punto de vista que no seamos amigables o estemos mal predispuestos, sino que esta dicotomía a la cual nos sumamos siempre, hace que todo sea blanco o negro. No podemos o no aprendemos a concensuar. A tolerar. A dejar de lado el absolutismo.

Me resulta cuasi vergonzozo leer que uno está con el Campo o con el Gobierno; que el Pueblo está con el Campo; que el Pueblo está con el Gobierno… ¿No somos todos parte de todo? El Campo es Pueblo. El Pueblo es Gobierno. El Gobierno es Campo. Somos todos iguales. Pero bien, esta ‘necesidad’ de disociarnos, de ser taxativamente opuestos a un grupo o a una idea, es lo que nos separa.

En civilizaciones más precarias, pero con mejor organización, un tema de vital importancia, debe ser resuelto de forma conjunta, tirando todos para un mismo lado. En cambio, nuestra Argentina se ha acostumbrado a que este tipo de disyuntiva sea moneda corriente. Sea lógica. Incluso necesearia. Aunque nada de esto indique que sea correcto. Una vez más, me proclamo como uno de los muchos que creémos que no es necesario estar del lado Campo o del lado del Gobierno.

Es menester estar convencidos que la única forma de salir de cualquier crisis, es con inteligencia. Toda chicana política; todo discurso desde el sector Agropecuario; todo intento de desestabilizar la Sociedad, debería ser dejado de lado. Intentemos la objetividad.

A nadie le importa si hay o no hay retenciones. No. Nos importa, en cambio, que las medidas que salgan del Gobierno no carezcan de ética Política; que no atenten contra la dignidad de la representación Democrática. No nos importa, tampoco, el paro Agrario. No. Nos importa que el campo no nos desabastezca.Si el Campo da la espalda al Pueblo con la falta de provisiones, el pueblo condena al Gobierno con la desacreditación de Poder y si el Gobierno condena al Pueblo transmitiendo la inflación producto del paro del Campo, estamos siendo todos los responsables del estallido.

JIM

“Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.”

Karl Marx

Anuncios